Si tienes intención de disminuir el consumo de alimentos con azúcar estás de suerte. Te acercamos una breve pauta a tener en cuenta a la hora de conseguir este objetivo. Se trata de controlar la cantidad que se ingiere y el tipo de azúcar, en base a eso, estaremos en la línea adecuada para mejorar nuestra salud. Tu organismo te lo agradecerá.

Hay cientos y miles de productos que contienen azúcares, lo ideal es encontrar el sustitutivo para los alimentos que queremos endulzar, que tiene que ser natural. Aunque hay que dejar claro que no se recomienda cambiarlo por jarabe de maíz, melaza, miel de abejas, azúcar morena o sacarosa, es mejor acudir a expertos y tiendas especializadas en productos naturales.

Paulatinamente, se puede reducir la ingesta de azúcar si se tienen en cuenta las tablas nutricionales que aparecen en el etiquetado de cualquier producto. Pero lo más importante, como ya dijimos, es saber controlar las cantidades que se toman.

Tabla 1. Valores de Índice Glucémico de algunos alimentos considerados fuentes de carbohidratos


¿Qué aporta Truefoods a la dieta de una persona que quiere reducir el consumo de azúcar?

Truefoods es una apuesta por la alimentación ecológica sana, la gama de bebidas Truefoods ayuda a mejorar la alimentación de los consumidores ecológicos de varias formas.

1.- Nuestras bebidas poseen un contenido medio de azúcares de aproximadamente 6 gramos/100 ml, piense qué, aunque no son comparables, los zumos poseen valores próximos a 11 gramos y los smoothies a 12.

2.- El empleo del Agave, un edulcorante natural y ecológico de bajo índice glucémico, permite reducir la cantidad de azúcares de nuestras bebidas y mejorar la calidad nutricional de los azúcares presentes gracias a su enriquecimiento en fructosa y la reducción de las proporciones de glucosa y sacarosa.

3.- Nuestras bebidas para niños en 125 ml, además de las ventajas anteriores, se adaptan a las recomendaciones que vienen de Inglaterra de reducir a un máximo de 150 ml la ingesta diaria de bebidas por nuestros pequeños. Todo esto se traduce en una reducción de casi un 80 % de la carga glucémica cuando se comparan nuestras bebidas de 125 ml con el tradicional zumo o néctar en formato de 200 ml.