Hoy por hoy, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en las sociedades avanzadas, existiendo una relación directa entre la concentración de COLESTEROL en sangre y el riesgo de infarto.

El colesterol es una sustancia presente en nuestro organismo y, es necesario para el normal desarrollo de nuestra vida, siendo imprescindible, entre otras cosas, para la regulación de entrada y salida de sustancias a través de la membrana plasmática de las células. Nuestro organismo posee un sistema de síntesis de colesterol endógeno que se autorregula con el colesterol que se incorpora a nuestra sangre a través del consumo de grasas animales, fundamentalmente.

El colesterol es insoluble en medio acuoso y necesita un transporte para moverse a través de la sangre, la función de transporte la realizan las LIPOPROTEÍNAS, complejos moleculares de proteínas y lípidos que tienen una cara externa soluble en agua y una parte interna con la que se transportan disueltas grasas (TRIGLICERIDOS) y colesterol.

Existen tres tipos de lipoproteínas que se clasifican según su densidad:

  • vLDL: lipoproteínas de muy baja densidad.
  • LDL: lipoproteínas de baja densidad.
  • HDL: lipoproteínas de alta densidad.

LDL y vLDL se conocen como COLESTEROL MALO ya que se encargan de llevar colesterol desde el hígado a las arterias (vLDL se acaba convirtiendo en LDL gracias a un proceso enzimático).

HDL se conoce como COLESTEROL BUENO ya que se ocupa de retirar colesterol de las arterias para llevarlo al hígado para su excreción.

En su relación con la enfermedad cardiovascular, generalmente, se admite que son buenos niveles de LDLcolesterol inferiores 130 mg/dl y niveles de HDLcolesterol superiores a 60 mg/dl.

Desde hace más de 30 años se admite que el Aceite de Oliva posee un efecto cardioprotector gracias a que actua subiendo los niveles de HDL-colesterol y bajando los de LDL-colesterol debido a su riqueza en ácidos grasos monoinsaturados. No obstante, había algo más, estudios como los de la Universidad de Milán con ratones demostraban que los Aceites de Oliva Virgen Extra ofrecían un efecto cardioreparador que no manifestaba el Aceite de Oliva Refinado (con la misma riqueza en ácidos grasos monoinsaturados pero desprovisto de antioxidantes naturales), no sólo el ácido oleico era responsable de los efectos beneficiosos del Aceite de Oliva.

Investigaciones publicadas ya en el año 2000 por el Instituto para la Investigación sobre Arteriosclerosis de la Universidad de Münster pusieron de manifiesto que el COLESTEROL MALO no es esencialmente perjudicial, lo es cuando se oxida en la pared arterial formado OXICOLESTEROL y esto suele ocurrir cuando el organismo está bajo en antioxidantes liposolubles como la vitamina E o los POLIFENOLES.


“Recent studies indicate that not only a-tocopherol, but also phenolic compounds in olive oil may inhibit LDL oxidation and reduce the risk of atherosclerosis”.
Scientific Basis for Olive Oil, Monounsaturated Fatty Acids, Anti-oxidants and LDL Oxidation. www.food-info.net/uk/products/olive/olive04.htm


La identificación del OXICOLESTEROL (llamado por algunos EL VERDADERO VILLANO DEL CORAZÓN) como causa importante de la formación de los ateromas en las arterias generó gran número de investigaciones relacionadas con la relación entre el contenido en POLIFENOLES del Aceite de Oliva y su efecto cardioprotector.

De entre todos los estudios publicados, destaca el llevado a cabo por el equipo plurinacional (5 países) liderado por la Dra. Covas del IMIM de Barcelona: los investigadores estudiaron a 200 hombres sanos de 5 nacionalidades (Finlandia, Dinamarca, Alemania, Italia y España) que durante 3 semanas consumieron 25 ml diarios de tres tipos de aceites de oliva:

  • Aceite con bajo nivel de polifenoles (2,7 mg/Kg)
  • Aceite con nivel medio de polifenoles (164 mg/Kg).
  • Aceite con nivel alto de polifenoles (357 mg/Kg)

Los autores concluyeron que el consumo de aceite rico en polifenoles se traducía en un decrecimiento lineal de los biomarcadores de la oxidación lipídica, entre ellos el OXICOLESTEROL.


“Olive Oil is more than monounsaturated fatty acids. Its phenolics content can also provide benefits for plasma lipid levels and oxidative lipids damage”.
M Covas, PhD.; The effect of polyphenols in olive oil on heart desease risk factors: a ramdomized trial. Ann Inter Med, 2006, 145; p 333


Después de un análisis concienzudo realizado por el Comité de Expertos de la Autoridad Sanitaria Europea (EFSA) de numerosos estudios como el anterior, en el año 2011 este organismo emitió una OPINIÓN CIENTÍFICA que reconocía que el consumo de 20 g diarios de aceite de oliva virgen con un contenido en polifenoles superior a 250 mg/Kg ejercía un efecto protector de la oxidación de las partículas de LDL colesterol, reconociendo así la existencia de un tipo de Aceite de Oliva Virgen de Superior Categoría desde el punto de visto de la salud.


“A Cause and effect relationship has been stablished between consumption of olive oil polyphenols (standarised by the content of hydroxytyrosol and its derivates) and the protection of LDL particles from oxidative damages.”
EFSA Journal 2011; 9(4):2033


Nuestra opinión: hay veces que volver a lo tradicional es mucho más efectivo que los inventos de fórmulas mágicas “curalotodo”, preocupados por nuestra salud cardiovascular nos hemos lanzado al consumo de leches y margarinas con omegas 3 y yogures líquidos enriquecidos con fitosteroles con capacidad para reducir el LDL colesterol. No nos damos cuenta, pero lo tenemos en nuestros campos, España es el principal productor de Aceite de Oliva, una grasa que cuando se selecciona de las variedades adecuadas, se cosecha correctamente y se envasa protegida de la luz, tiene un doble efecto cardioprotector que no poseen los best-sellers de la publicidad:

  1. Gracias a su contenido en ácido oleico actuan rebajando la cantidad de LDLcolesterol y
  2. Cuando poseen más de 250 mg/Kg y se consumen 20 gramos diarios actuan inhibiendo de forma efectiva la oxidación del LDLcolesterol.

Además de la selección de un buen aceite con todas las propiedades anteriormente citadas, es fundamental su protección de la luz durante toda su vida, los estudios de la Dra. Espostos ponían de manifiesto una pérdida media del 80 % de los polifenoles en 6 meses de exposición a la luz.

Truefoods, en su compromiso con la alimentación saludable ha puesto en el mercado un Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico con más de 250 mg/Kg de polifenoles saludables, como envase se ha elegido el Tetra Prisma, un envase que lo aísla, completamente, de la acción de la luz y posee una huella de carbono inferior a la de una botella de vidrio. El consumo de 20 gramos diarios de nuestro aceite ayuda a prevenir la transformación del LDL-colesterol en oxicolesterol, elemento fundamental para la formación del ateroma.

 

TRUEFOODS IBÉRICA S.L.
Dr. Rafael Guardeño.